12 de Octubre, Día de la Reivindicación de la Diversidad Cultural de Nuestro Pueblo. En el marco de las festividades de El Pilar en el Municipio Benítez

Mario Pacheco Morales

E12 de Octubre fecha de referencia al hecho histórico Colombino de 1492, y la visión colonialista con la que fue enseñado por un sistema educativo diseñado para la dominación, no ha sido la excepción en estos tiempos de transformación  y derrumbes de mitos y paradigmas. El otrora “Día de la Raza” fue demolido por la fuerza avasalladora de la conciencia popular y colocado en su justa dimensión histórica: Inicio de la invasión europea y consiguiente resistencia indígena.

Sin duda, el proceso de conquista y colonización europea de los espacios habitados desde hacia milenios por sociedades de distinto nivel de desarrollo cultural, cambió por completo la visión del mundo en lo político, económico, social y cultural. Específicamente en nuestro país este proceso se caracterizó por la violencia que aniquiló gran parte de la población indígena. En nuestra región oriental, el establecimiento del régimen de encomiendas, en su afán de obtener mano de obra abundante y barata, significó el desarrollo del servilismo y la esclavitud a través de un trato inhumano hacia el aborigen.

Ante esta realidad la reacción del indígena no se hizo esperar y a partir de ese momento se gestó la primera gran rebelión en contra del invasor. En el espacio correspondiente al Municipio Benítez esta violencia tuvo su máxima expresión en los acontecimientos que llevaron a la destrucción de El Pilar en 1674.

Es  en este contexto donde se ubica la génesis de la fundación de nuestro pueblo, El Pilar. Y es allí donde toma lugar de preponderancia la imagen de la virgen ya que los misioneros capuchinos aragoneses desde el inicio de su actividad poblacional introdujeron a la Virgen del Pilar como valor de su cultura tradicional católica. En efecto, el 12 de octubre se celebraba la fiesta de la dedicación de la primitiva iglesia del Pilar, el 10 de Octubre de 1613, el Concejo de Zaragoza acordó guardar anualmente el día 12 de aquel mes, con lo que la fiesta religiosa del 12 de Octubre pasó a ser también festividad civil. Finalmente el papa Clemente XII aceptó en el siglo XVIII el 12 de Octubre como fecha para la celebración de la festividad de la Virgen del Pilar.

De tal manera que,  a partir del proceso de colonización española del espacio pariano, se fue arraigando esta tradición de identidad mariana en la sociedad pilarense que con el transcurrir del tiempo se hizo cada vez más fuerte.

La Historia nos demuestra cómo, la formación de la sociedad beniteña es el resultado de un largo, complejo y heterogéneo proceso étnico-cultural que tuvo su base fundamental en la población indígena; en las culturas Chaimas y Warao, cuyos aportes a la conformación de nuestro pueblo son innegables. Por ello debemos estudiarla con sentido crítico e integral a fin de entender nuestra condición societaria. Solo así entenderíamos a qué “Naturaleza humana” pertenecemos, y solo así podríamos reconocernos en la diversidad étnica y cultural que caracteriza a nuestra sociedad, y que sabiamente recoge nuestra Constitución Bolivariana al definirla como una sociedad multiétnica y pluricultural.

Esta valoración a la diversidad cultural es lo que nos permite asumir la celebración del 12 de Octubre de manera integral, y reconociéndonos en la conciencia histórica del pueblo y en la expresión de una fe milenaria en torno a su Patrona: La Virgen del Pilar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas