Martina González: “Los vecino no estamos para pelearnos. Estamos es para ayudarnos”

@estebanmieres

Martina González es una mujer que siempre se ve alegre a pesar de sus 66 años de vida dura. Desde los 8 años vive en el Callejón Buenos Aires, sector Versalles, al final de calle Bolívar en Carúpano. Ella cuenta que su primera casa fue un rancho un poco más arriba de donde vive ahora.

Papeles en manos Martina nos dice que lleva varios años tratando de que se le resuelva el problema que tiene en la casa donde vive con un hijo de 37 años, quien sufre de una discapacidad mental desde nacimiento y una nieta que tiene 15 años.

“Ya no sé dónde ir a hablar para resolver este situación”. Indica Martina presentando dos periódicos amarillentos y una correspondencia que, según ella, le entregó a la Ingeniera Teresa Pérez, directora de Planeamiento Urbano de la Alcaldía de Bermúdez. Los periódicos son de enero del 2005 y la correspondencia del 18 de junio del presente año.

La casa de Martina está ubicada junto a otras en un cerro, el han venido acondicionado sin ningún de técnica, ni control. Esto ha generado derrumbes y deslizamientos. Cada uno de los vecinos ha realizado modificaciones a sus viviendas de forma propia, generando inconvenientes al otro.

El caso de Martina narrado por ella misma es que su vecino de arriba, a quien sólo conoce como Elías El Pastor, ha hecho algunas modificaciones a su casa que le afectan a ella. “Mira ahí”. Señalando al cerro y el techo, que queda en el fondo de su casa. “Él construyó su techo y ahora el agua entra toda para mi casa. Si se presenta un palo de agua a media noche, no sé qué voy a hacer. Me iré a ahogar”.         

Luego nos invita salir al frente e indicando la acera nos dice “Aquí tumbo la acera y construyó esta. Ahora el agua corre derechito para mi casa y me preocupa que se pueda derrumbar el cerro. Ya una vez ocurrió”. Y muestra el periódico viejo.

“Otra cosa tu ve ese cable”. Sostiene Martina señalando al techo. Ese cable es de la casa de alado. Ellos lo pasaron por sobre mi techo. Una noche que estaba lloviendo el techo daba corriente, ellos metieron el cable por un tubo plástico. ¿Usted cree que eso no es peligros?”.

En ese instante apareció la señora Eliza Pérez, vecina del lado debajo de la casa de Martina. Esta se incorporó a la conversación indicando “¿usted ve ese tubo?. Ese tubo es de la cloacas de siete casas”. Es un tubo de PVC de 6 pulgadas, que esta descubierto frente a la casa de Martina y que si se daña afectaría a la casa de Eliza.

“Se requiere que venga la Alcaldía para resolver esta situación” manifestó Eliza Pérez, quien continúo diciendo “Yo quiero que venga la Alcaldía para que me indique cual es el limité de mi casa. Es necesario que tapemos ese tubo rápido. Porque si llega llover duro aquí puede haber una tragedia”.  

Finalmente Martina, quien sintió que su vecina Eliza estaba un poca alterada sostuvo “lo vecino no  estamos para pelearnos. Estamos es para ayudarnos. Es por eso que he ido a todos lados, para ver cómo se arregla esto  pacíficamente. Le pido a la Alcaldes, a la ingeniera Teresa Pérez, que por favor nos ayuden a resolver esta situación y evitar un conflicto entre vecinos.”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas