UNA VENTANA PARA VALORES 5

AUTOR: Lcdo. Vinicio Farias Gamboa

Es necesario insistir que deseamos sensibilizar a niño, jóvenes, adultos en la adopción y aplicación delos Valores Morales, que nos permitirán, ser mejores como individuos o ciudadanos. Hoy nos referimos al Valor de LA SOLIDARIDAD.

¿Piensas que ayudar a alguien es una pérdida de tiempo? 0 que ofrecer ayuda  a quien lo requiera o solicite, nuestros parientes o amigos. ¿Crees que hacer donaciones  aún en situaciones de emergencia, es una manera de desperdiciar  recursos? ¿O que la resolución de los problemas sociales es responsabilidad única del Gobierno? ¿Qué tan dispuesto estás a ayudar al otro.

La SOLIDARIDAD es definida como la unión circunstancial a una causa, o a la opinión de otra persona. Cuando dos individuos se reúnen o colaboran  mutuamente para lograr un fin común estamos en presencia de La SOLIDARIDAD. Ella ha estado  presente en los actos grados de la civilización de la humanidad, del desarrollo tecnológico alcanzado  a lo largo de la historia, en la sobrevivencia de pueblos y naciones luego de sufrir los más terribles desastres por guerras, incendios, sismos, inundaciones, etc. El poder de la solidaridad es tan grande que cuando la ponen en práctica nos fortalecemos, asumimos nuevos desafíos y resistimos con firmeza los embates de las adversidades. Las personas solidarias se caracterizan por ser: entusiastas, firmes, leales, generosas, compasivas y fraternales.

En la acera opuesta están los faltos de solidaridad, quienes son negligentes, egoístas, mezquinos, indiferentes, y apáticos, denotando un exagerado individualismo que conduce a la insensibilidad y a la ausencia de grandeza humana.

No te niegues a colaborar de manera  desinteresada con quienes te rodean. Si tienes los medios para ayudar a tu semejante, conmuévete y alivia sus penas. Evita el afán de destacarte, pisoteando a los demás. Desecha la creencia que el mundo está hecho de ganadores y perdedores.

Si hay una cosa en la que creemos y se requiere colaboración no vacilemos en hacerlo. Recuerda que para que un país, salga adelante, es indispensable que todos pongamos nuestra pate. No hemos nacidos solo para nosotros mismos, sirvamos a quienes nos rodean. Si tienes los medios para ayudar a tus semejantes ten misericordia y alivia sus penas.

VIVE LA VIDA… con SOLIDARIDAD.-

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas